Las familias colombianas también pueden participar en una experiencia educativa internacional sin salir de sus hogares.
Al hospedar a un participante internacional de AFS, toda la familia tendrá la oportunidad de vivir una experiencia intercultural única y enriquecedora.
A través de la integración de este nuevo miembro internacional en su hogar, ustedes desarrollarán nuevas habilidades de comunicación y convivencia familiar e intercultural. Esta es una forma maravillosa de romper la rutina y traer el mundo a casa, una oportunidad para construir lazos de amistad y afecto con una persona que tiene mucho que aprender y mucho que enseñar.
 
En AFS participan personas con las más variadas personalidades e intereses, también existen familias con diversas formas de vida, por tanto es posible hallar un candidato que se adapte a un núcleo familiar. AFS busca hogares estables, flexibles y deseosos de compartir con un hijo más, sus experiencias familiares durante un año.
 
Las familias deben brindarle cariño, apoyo moral y comprensión al igual que lo hacen con sus propios hijos.
 

Qué se necesita para ser Familia Anfitriona:

  • Aceptar al adolescente con cariño como un miembro más de la familia
  • Proveer el alimento diario
  • Proveer la comodidad para dormir